And if this lovely poem was not enough. You can listen to this beautiful reading as you read:

And here at the Still Web we like to find original sources; we think that the original Spanish version is worth a read even if you do not speak Spanish. We think the rhythm of the poem can be picked up more clearly in its original language. What do you think?

 

Ahora contaremos doce
y nos quedamos todos quietos.
Por una vez sobre la tierra
no hablemos en ningún idioma,
por un segundo detengámonos,
no movamos tanto los brazos.
Sería un minuto fragante,
sin prisa, sin locomotoras,
todos estaríamos juntos
en una inquietud instantánea.
Los pescadores del mar frío
no harían daño a las ballenas
y el trabajador de la sal
miraría sus manos rotas.
Los que preparan guerras verdes,
guerras de gas, guerras de fuego,
victorias sin sobrevivientes,
se pondrían un traje puro
y andarían con sus hermanos
por la sombra, sin hacer nada.
No se confunda lo que quiero
con la inacción definitiva:
la vida es sólo lo que se hace,
no quiero nada con la muerte.
Si no pudimos ser unánimes
moviendo tanto nuestras vidas,
tal vez no hacer nada una vez,
tal vez un gran silencio pueda
interrumpir esta tristeza,
este no entendernos jamás
y amenazarnos con la muerte,
tal vez la tierra nos enseñe
cuando todo parece muerto
y luego todo estaba vivo.
Ahora contaré  hasta doce
y tú te callas y me voy.

Tweet your response to @livedtime and be sure to include the hashtag #tds1432

0 Responses Tweeted for this Daily Stillness

Don't Want to Tweet Your Response? Really?

Your email address will not be published.